Sin categoría

Una cena con Fernando Múgica (y III): Un asunto de Estado

A woman lays flowers for the victims of Madrid's March 11, 2004 train bombings

Flores y velas en memoria de las víctimas del 11-M en la calle Téllez, junto a la estación de Atocha de Madrid.

– Pero si todo eso es verdad, ¿por qué hicieron el atentado? ¿Qué sentido tenía para ellos que hubiera un cambio de gobierno en España? Sobre todo cuando el que acabó ganando no tuvo las mejores relaciones con Estados Unidos…

– Las elecciones les importaban un bledo. Les daba igual que ganara uno u otro. Y, en cualquier caso, pensaban que un atentado islamista provocaría un apoyo unánime de los ciudadanos al gobierno, como sucedió tras el 11-S, en la lucha contra el terrorismo. Su estrategia estaba a otro nivel.

– Es decir, ¿los autores reales no querían colgarle la masacre a nadie antes de las elecciones?

– En absoluto, no tenían ninguna prisa.

– Entonces, ¿por qué se detuvo a musulmanes y se apuntó a Al Qaeda? Estaba claro que eso iba a provocar un vuelco electoral…

– Eso no tuvo nada que ver con los que hicieron el atentado. Poco después de las explosiones comenzaron a activarse determinadas cloacas españolas con unos intereses políticos concretos. Pero ese encubrimiento es totalmente improvisado, por eso hay tantos errores y chapuzas en la versión oficial.

– ¿Y por qué no investigó el asunto el PP cuando llegó al gobierno?

– Porque el PP ha contribuido tanto como el PSOE a tapar todo esto. Estamos hablando de un asunto de Estado, de algo muy delicado. Sólo hay que ver los destinos que tuvieron algunos ministros del Gobierno de Aznar después de las elecciones. Sé de periodistas cuyas informaciones, por supuesto falsas, procedían de dirigentes del PP. He escuchado cómo un dirigente del partido le decía a un agente del CNI: “Vamos a pasar toda la información a Fulanito, de tal periódico”.

– Pero, Fernando, no me has respondido. ¿Por qué se hizo el atentado?

– Hay una serie de cosas, algunas bastante trágicas, que suceden unos meses antes y después del 11-M. Ahí está la explicación de todo.

Fernando Múgica no quiso dármelo masticadito. En varios momentos de nuestra conversación me llegué a poner nervioso: el panorama que ponía ante mis ojos constataba algunas de mis intuiciones, pero al mismo tiempo abría la puerta a un mundo mucho más complejo e inquietante que la apariencia de verdad que a veces relatan los medios. Algunas personas con las que he hablado de estos temas dicen que ese mundo es una fantasía, un delirio, que la verdad siempre es mucho más sencilla. No sé. Pienso que la expresión “la verdad es siempre más sencilla” es tan válida como “la verdad es siempre más complicada”. Son axiomas que por sí mismos carecen de valor alguno; su acierto depende del contexto al que hagan referencia.¿La verdad es sencilla o compleja? Pues depende. Desde luego, en el ámbito que a Múgica y a mí nos ocupaba, la geopolítica, casi nunca es sencilla. Sobre todo cuando lo que se presenta como verdadero es tan burdo, tan contradictorio, y genera dudas hasta en el propio juez del caso.

Durante las semanas siguientes a nuestro encuentro, me zambullí en las hemerotecas y busqué en el período mencionado alguna pista que pudiera orientarme. Envié a Fernando varios correos electrónicos pidiendo su opinión sobre lo que iba hallando. En una ocasión le mandé un artículo sobre la cancelación del traslado de la VI Flota americana de Italia a la base de Rota (ya que había sido propuesta a finales de 2003 y abortada en la primavera de 2004) y me respondió que, aunque le parecía una aportación “interesante”, la clave era “más sencilla, más grave, mucho más importante”. “Lo encontrarás”, me aseguró.

Unos días después, me mandó un mensaje diciéndome que iba a escribir un libro sobre el 11-M. Me ofrecí a ayudarle, muy ilusionado. Pero nunca llegaría a publicarse. Pocos meses después de nuestro primer y último encuentro, cayó gravemente enfermo. Tenía cáncer. Intenté comunicarme con él para visitarle pero no fue posible. Fernando Múgica Goñi murió el 12 de mayo de 2016, un mes antes de cumplir 70 años.

En un reciente artículo publicado en el 13 aniversario de la matanza, el ex director de El Mundo y actual director de El Español, Pedro J. Ramírez, escribía que “aunque el gran Fernando Múgica ya no siga entre nosotros, siempre habrá jóvenes idealistas que tomen el relevo”.

Hay relevo. Lo garantizo.

fernando múgica

4 replies »

  1. Qué interesante entrevista, y qué lástima la pérdida de D. Fernando Múgica.

    Permíteme conjeturar. Estos dos sucesos fueron mediáticamente relevantes en meses próximos al 11M. En pleno año electoral, perjudican seriamente a Bush y su “War on Terror” en Irak.

    https://en.wikipedia.org/wiki/David_Kay#Iraq_Survey_Group
    https://en.wikipedia.org/wiki/Abu_Ghraib_torture_and_prisoner_abuse

    Gracias por el blog! Buen trabajo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s