Sin categoría

Carnets humeantes

smoking gun

Ilustración del relato La corbeta Gloria Scott en la revista Strand (abril de 1893).

Corrimos entonces hacia el camarote del capitán, pero al abrir la puerta se oyó una detonación en el interior y lo encontramos con la cabeza apoyada en el mapa del Atlántico, sujeto con chinchetas a la mesa, y con el capellán junto a él, con una pistola humeante en su mano“.

En La corbeta Gloria Scott (1893), uno de los relatos protagonizados por el archifamoso Sherlock Holmes, Sir Artur Conan Doyle eligió la “pistola humeante” como prueba irrefutable de la culpabilidad de un sospechoso. El término se popularizó casi un siglo más tarde con el estallido del caso Watergate, cuando se supo que el presidente Richard M. Nixon disponía de un sistema de cintas magnéticas con el que había espiado al Partido Demócrata y a muchas otras personas poderosas. Las cintas eran la “pistola humeante” que demostraba que Nixon había jugado sucio y mentido a la opinión pública. Desde entonces fue habitual hallar esas palabras en titulares de prensa y argumentos jurídicos como sinónimo de elemento incriminatorio. En los prolegómenos de la Guerra de Irak, la “pistola humeante” que la Administración Bush buscaba con ahínco eran las armas de destrucción masiva que presuntamente poseía el régimen de Saddam Hussein. A diferencia del Watergate, las pruebas del delito nunca aparecieron.

En muchos de los presuntos atentados yihadistas de los últimos años, los investigadores han encontrado pistolas humeantes que han permitido identificar a los supuestos autores. Pistolas en su mayoría en forma de documentos de identidad que los terroristas, en una exhibición de reincidente estupidez, irremediable mala suerte o insólito desafío a las leyes de la física, habrían perdido en la escena del crimen.

Satam Al Sulqami

Al Sulqami

La versión oficial del 11-S sostiene que Satam Al Suqami, un saudí de 25 años, participó junto a cuatro compañeros en el secuestro del Vuelo 11 de American Airlines que a las 8:46 del 11 de septiembre de 2001 impactó contra la torre norte del World Trade Center de Nueva York.

El avión era un Boeing 767 con un peso de 80,3 toneladas y 32.872 litros de combustible en su depósito. La velocidad en el momento del impacto era de 756 kilómetros por hora. El choque contra el rascacielos abrió un boquete entre las plantas 92 y 98 y provocó una inmensa explosión, convirtiendo el queroseno de la nave en una bola de fuego. Según la versión oficial, el incendio debilitó la estructura del edificio hasta el punto de provocar su colapso a las 10:28. Con el derribo de la otra torre, la zona quedó reducida a un montón de escombros y ceniza donde apenas se advertían los pilares de los rascacielos.

El desmoronamiento fue tan violento que, según la versión oficial, se destruyeron hasta las cajas negras de ambos aviones.

Sin embargo, la versión oficial sostiene que en Vesey Street, junto a la zona cero, apareció intacto el pasaporte de Al Suqami. Un transeúnte que nunca ha sido identificado se lo entregó a Yuk H. Chin, detective de la Policía de Nueva York.

Ziad Jarrah y Saeed Al Ghamdi

Ziad_Jarrah_Passport_Photo

La versión oficial del 11-S sostiene que Ziad Jarrah, un libanés de 26 años, participó junto a tres compañeros en el secuestro del Vuelo 93 de United Airlines para estrellarlo contra el Capitolio de Washington. Su misión era pilotar la nave mientras los demás controlaban a los 33 pasajeros y a los siete miembros de la tripulación. Sostiene la versión oficial que un grupo de pasajeros se rebeló contra los terroristas y entró en la cabina, provocando un forcejeo con Jarrah que hizo que el avión se estrellara en una pradera de Shanksville (Pensilvania).

El avión era un Boeing 757-222 que contenía aproximadamente 26.500 litros de combustible y que volaba a 906 kilómetros por hora en el momento del impacto. De entre los restos del siniestro se recuperaron unos 1.500 objetos, con un peso conjunto de 270 kilos.

Uno de esos objetos, sostiene la versión oficial, era el pasaporte de Ziad Jarrah. Estaba casi totalmente quemado, excepto la fotografía de su rostro y las letras con su nombre y apellido, en la esquina inferior izquierda.

También se encontró el pasaporte de otro de los presuntos secuestradores, Saeed Al Ghamdi:

472_saeed_alghamdi_passport2050081722-13059

Mohammed Atta y Abdulaziz Al Omari

Atta

La versión oficial del 11-S sostiene que Mohammed Atta, un egipcio de 33 años, fue el cabecilla del grupo de terroristas que atentó en Nueva York, además del piloto del Vuelo 11 de American Airlines que dirigió el avión contra la torre norte.

Atta, según la versión oficial, se dejó en el aeropuerto Logan de Boston, de donde partió el Vuelo 11, una maleta que contenía una carta de cinco páginas escrita en árabe con mensajes de despedida y exhortación espiritual a los miembros del comando. Bajo un epígrafe titulado “La última noche”, uno de los presuntos terroristas (el FBI dijo que no sabía a ciencia cierta si el autor había sido Atta) escribió cosas así: “Pero sólo aquellos, los creyentes que conocen la vida que hay después de la muerte y la recompensa tras la muerte, serán los que busquen la muerte (…) Purificad vuestro corazón y arrancad de él toda preocupación mundana. Los tiempos de jolgorio y disipación han terminado. Ha llegado la hora del juicio. Debéis estar convencidos de que os quedan ya muy pocas horas en esta vida. Comenzaréis entonces a vivir la vida de felicidad, el paraíso infinito. Sed optimistas. El Profeta era siempre optimista (…) Rezad durante toda esta noche. Seguid recitando el Corán”.

La carta, sostiene la versión oficial, también incluía algunas instrucciones: “Revisad todas vuestras pertenencias: vuestra maleta, vuestra ropa, vuestros cuchillos, vuestros documentos de identidad, vuestros pasaportes, todos vuestros papeles. Preocupaos de vuestra seguridad antes de marcharos… Aseguraos de que nadie os sigue”.

En la maleta los investigadores también hallaron vídeos instructivos para pilotar aviones Boeing, un esquema de oraciones islámicas y el pasaporte de Abdulaziz Al Omari, un saudí de 22 años que, según la versión oficial, era otro de los secuestradores del Vuelo 11.

Saïd Kouachi

DNI Said Kouachi

La versión oficial de la masacre de Charlie Hebdo sostiene que el 7 de enero de 2015 los hermanos Saïd y Chérif Kouachi, parisinos de origen argelino de 34 y 32 años, asesinaron a doce personas en la sede de la revista satírica, en París.

A los minutos de conocerse la noticia del asalto, comenzaron a circular por la red varios vídeos grabados por testigos en los que los dos presuntos terroristas, encapuchados y vestidos con ropas oscuras, remataban a un policía en el suelo mientras gritaban en tono triunfante: “¡Hemos vengado al profeta Mahoma!”. La revista había publicado viñetas irreverentes del fundador del islam.

Varios testigos de los hechos aseguraron a las autoridades que los autores “parecían perfectamente entrenados, sabían con exactitud qué tenían que hacer en cada momento” y “dónde disparar”. En los especiales informativos que las televisiones dedicaron a la masacre, varios expertos en seguridad y tácticas militares destacaron lo concienzudo y detallado del plan de ataque.

Sin embargo, la versión oficial sostiene que Saïd Kouachi se olvidó su documento de identidad en el vehículo de huida.

Ahmed Almuhamed

ahmuhamed

La versión oficial de los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París sostiene que junto al Stade de France, donde se celebraba un partido amistoso entre Francia y Alemania al que asistía el presidente francés, François Hollande, tres terroristas islamistas se inmolaron después de que un misterioso guardia de seguridad impidiera el paso a uno de ellos.

Sostiene la versión oficial que uno de esos terroristas que activaron los explosivos adheridos a sus cuerpos era Ahmed Almuhamed, un sirio de 25 años. Los investigadores hallaron su pasaporte en el escenario de las explosiones, aunque posteriormente se plantearon dudas sobre su autenticidad, que a día de hoy no han sido resueltas por la versión oficial.

Anis Amri

anis amri

La versión oficial del atentado del 19 de diciembre de 2016 en Berlín sostiene que Anis Amri, un tunecino de 24 años, robó un camión con el que irrumpió en el mercadillo navideño de la céntrica Breitscheidplatz, asesinando a 12 personas y dejando 50 heridos.

Amri, según la versión oficial, escapó del lugar de los hechos, pero la Policía alemana pudo identificarle gracias a un documento de identidad que se dejó en la cabina del vehículo.

Tres días después, el presunto terrorista fue abatido en Milán después de abrir fuego contra dos policías al grito de “¡Alá es grande!”, sostiene la versión oficial.

2 replies »

  1. Así es. Cito un párrafo de ‘La cuarta trama’, de José María de Pablo: “Según el informe que realizó la Comisaría General de Información, en el desescombro de Leganés la policía encontró, entre otras muchas cosas, un pasaporte falso con la foto de Abdennabi Kounjaa, un permiso de conducir y un pasaporte falsos con la foto del Chino, la carta de identidad marroquí de Kounjaa, el permiso de trabajo y residencia en España del Tunecino, el pasaporte y el abono transporte de Abdelmajid Bouchar, el DNI y el permiso de conducir de Manuel Lacasa Sánchez (el propietario del Citroën C3 robado del que ya hemos hablado), o el pasaporte de Rifaat Anouar. También apareció un papel en el que los terroristas habían anotado lo que parecían ser posibles futuros objetivos, en concreto una finca judía dedicada a campamentos y otras actividades en Hoyo de Manzanares, una hospedería judía en Ávila y un colegio infantil británico en La Moraleja. (…) Además, unos 20 kilos de dinamita Goma 2 ECO sin explosionar, junto a numerosos envoltorios de cartuchos. (…) También se recuperó una cámara de vídeo, dos cintas grabadas, y un paño o estandarte verde con la profesión de fe musulmana en árabe”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s